Los riesgos que corren los niños

0
121
Los riesgos que corren los niños - CPIU

En la gran mayoría de los casos, el abuso sexual infantil es cometido por alguien del entorno íntimo, puertas adentro de los hogares y de manera mucho más habitual de lo que se cree. También, existen otros factores sociales que aumentan los riesgos para que ocurra el maltrato infantil, violencia que puede llegar hasta el infanticidio.

¿Quién ataca a un niño?

Cuando se habla de pedófilos, existe la tendencia de perfilar a estas personas como enfermos mentales o que se identifican con determinada orientación sexual, incluso, recientemente con los sacerdotes, debido a los múltiples escándalos sobre situaciones que se han hecho públicas que involucran a niños en las iglesias.

Sin embargo, no existe un perfil específico para identificar a una persona como agresor sexual. Un pedófilo puede ser una persona:

  • De cualquier edad
  • Sexo
  • Condición social o económica
  • Nivel educativo
  • Profesión
  • Raza
  • Religión
  • Condición física o cognitiva

Para identificarlos, podemos ver algunas conductas del sujeto que podemos sospechar y ponerle la debida atención:

  • La insistencia de estar a solas con niños, niñas y adolescentes, llegando a inventar cualquier excusa creíble para lograrlo.
  • Preferir estar en compañia de menores de edad, más que los adultos
  • Las muestras exageradas de cariño o de afecto en forma injustificada e inoportuna
  • La compulsión por la pornografía en videos o revistas
  • Consumir en exceso sustancias alcohólicas o psicoactivas

Si conocemos que esta persona que quiere estar con los niños, niñas o adolescentes, ha sido denunciada por abuso sexual anteriormente, mucho más debería ser nuestra vigilancia, y evitar en lo posible el contacto de los niños con estas personas.

También existen otros factores de riesgo social, que han sido señalados por expertos, como:

  • Pobreza
  • Desempleo
  • Tolerancia cultural
  • Castigo corporal
  • Cambio frecuente de pareja
  • Embarazos no deseados
  • Alcoholismo o consumo de sustancias
  • Familia monoparental
  • Existencia de una crisis familiar que la desborda

Los riesgos que corren los ninos CPIU 1 - Los riesgos que corren los niños

Señales que pueden salvar a un niño

Todas las personas que intervienen en aquellos espacios donde el niño o niña se desarrolla deben estar debidamente capacitadas e informadas respecto de las señales que deben llamar la atención, y activar los protocolos necesarios para detener el abuso, y activar las pertinentes denuncias ante la Justicia, prevaleciendo la cero tolerancia ante al abuso infantil.

Educar a las familias y a la colectividad para enseñar sobre el abuso y poder reportarlos es de extrema necesidad, porque los adultos debemos garantizar su protección.

En los hospitales y centros de salud por ejemplo, las luces de alarma deben encenderse, especialmente en aquellos casos en que los niños o niñas son llevados en horas de la madrugada, y muestran conductas evasivas o bien, presentan dificultades para controlar esfínteres cuando tienen la edad para hacerlo, o por el contrario tienen encopresis (imposibilidad de defecar).

Otras señales que podemos notar en los niños en nuestras casas:

  • Pesadillas nocturnas constantes
  • Dolores de panza
  • Cambio de hábitos repentinos
  • Comerse las uñas hasta sangrar
  • Otras autolesiones

Cuando los niños acuden a la escuela, hay señales que los maestros deben observar y actuar de inmediato, si se muestran:

  • Retraídos o como en una burbuja propia, sin interactuar con sus pares
  • Bajar las calificaciones de manera repentina y sin motivo
  • También ocurre cuando los niños o niñas quieren llamar la atención, debe tomarse como un llamado de ayuda a gritos.

En el entorno familiar, puede haber situaciones que pasen inadvertidas o minimizadas, pero deben sonar todas nuestras alarmas:

  • Cuando no quiere estar con una determinada persona, o se refiera a ella como mala
  • Cuando no le quiera dar un beso
  • Cuando prefiera estar fuera de la casa
  • Muestre una tristeza prolongada en el tiempo y sin un motivo puntual

Además, el cuerpo habla cuando ha sido maltratado y puede mostrar:

  • Infecciones urinarias recurrentes
  • Ardor o dolor, malestar abdominal
  • Cuadros de epilepsia
  • Conductas hipersexualizadas para su edad

Los riesgos que corren los ninos CPIU 2 - Los riesgos que corren los niños

Cuando los niños callan un abuso de esta naturaleza, es porque están sometidos a una fuerte manipulación por parte del perpetrador. Los agresores construyen castillos mentales de manipulación, miedo y vergüenza hacia sus víctimas, que puede ser de forma sutil. El abuso destruye la lógica del niño que los adultos deben protegerlos, creando situaciones confusas y afectar su psique por el resto de su vida.

En algunos casos el abuso empieza a temprana edad y se hace crónico a través de los años, donde pueden aparecer patologías mentales mucho más profundas, como:

  • Cuadros de esquizofrenia a edades tempranas
  • Depresión
  • Disociación
  • Ideas suicidas

Igualmente, puede ocurrir que un olor, una imagen o una situación, sea un detonante para que la persona regrese al momento en que padeció el abuso y revivirlo constantemente.