Efectos psíquicos en la infancia tras el abuso sexual

0
67
CPIU - Efectos psíquicos en la infancia tras el abuso sexual

El abuso sexual en la infancia tiene efectos arrasadores en la psique del niño, niño o adolescentes, independientemente de la edad que suceda la agresión. Además, las denunciantes de estas agresiones son mujeres, madres y abuelas, a los hombres les cuesta mucho admitir o aceptar que a sus hijos fueron agredidos de esa manera, incluso agrava la situación cuando el entorno no cree en la denuncia y las silencia, dejando secuelas más profundas en los menores que han sido abusados.

La importancia de la denuncia

La psicóloga Bettina Calvi, con una amplia trayectoria como psicoanalista de la grave problemática del abuso sexual contra menores, cuya tesis doctoral fue sobre los efectos psíquicos del abuso sexual en la infancia, la ha llevado a formularse numerosas preguntas, sobre como afecta en la psique del niño una agresión sexual.

Actualmente, se ha avanzado bastante con la importancia de la denuncia, aunque aún hay muchos obstáculos importantes para llevarlas adelante, y lleguen a buen término con una condena que exija una reparación para esos niños y niñas.

El abuso en los menores tiene un efecto arrasador sin importar la edad en la que suceda, causa un impacto traumático grave. Lo que varía es el momento en que la agresión ocurre, y en que trabajo psíquico estaba el menor en ese momento, sumado a la respuesta del entorno ante la situación.

Cuando el entorno no le cree o lo silencia sin llevar a cabo la denuncia en el momento en que se produce, agrava la situación del menor, y ese cataclismo en el psiquismo se hace escuchar de alguna manera.

CPIU Efectos psiquicos en la infancia tras el abuso sexual - Efectos psíquicos en la infancia tras el abuso sexual

Uno de los principales obstáculos de hacer las denuncias es la incredulidad de los parientes, por ejemplo, muchas veces a las madres les resulta muy difícil creer que sus parejas, padres o alguien cercano, pueda ser capaz de causar daño de esta manera a sus hijos, negándose a la realidad y desmintiéndolo, en algunas casos, luego de hacer la denuncia, las retiran por no querer creer que sea real lo que les pasó, creando el falso argumento de las falsas denuncias en relación al abuso sobre niños.

El abuso sexual infantil es un crimen contra la infancia, y aún hoy en día continúa siendo un efecto tabú para la sociedad, y ocurren con mucha frecuencia dentro del hogar, obligando a las víctimas a mantenerlo en silencio o naturalizarlo.

Los sonidos del silencio en el abuso

La psicóloga argentina de Rosario, Bettina Calvi, presentó un nuevo libro sobre el abuso, y como resultado de sus numerosas conversaciones con niños, niñas y adolescentes a lo largo de los años se ha llegado a formular muchas preguntas que intenta reflexionarlas en el libro Los sonidos del silencio en el abuso: Lecturas clínicas con niñas y niños, donde la autora se permite repensar el traumatismo y el impacto que produce.

Aunque explicar la magnitud del impacto en el psiquismo del menor que causa una agresión sexual, se puede graficar como un tsunami o un terremoto, e imaginarnos a la psique infantil luego del abuso igual al espacio después que ocurren estos fenómenos naturales.

Este efecto se profundiza más cuando el entorno del niño no le cree, o no continua con la denuncia. Por más silencio que se trate de mantener sobre el suceso, los menores manifiestan diferentes síntomas en cada una de las áreas de subjetividad, o marcas en el cuerpo. Existen indicadores establecidos que permiten reconocer algunos de esos síntomas, como los que aparecen más frecuentemente en estos casos, sin embargo no existen manuales estandarizados.

La mayoría de los abusos ocurre en un ambiente intrafamiliar, porque hay más facilidades de acercarse al niño y entablar una relación de confianza. Además, los niños les cuesta desconfiar de una persona que está unido o relacionado afectivamente, esto destruye la lógica infantil en cuanto a quien debería protegerlo es el mismo que lo agrede. Por la misma razón, los progenitores entran en negación tanto de no creer que alguien unido a la familia le haga daño a sus hijos, como también que eso le pasara a sus hijos.

El abuso sexual es siempre un abuso de poder, porque ocurre una asimetría. Siempre ocurre entre un adulto o de alguien que está en una posición de poder, y de saber respecto a la sexualidad. 

En cuanto al agresor, no existe un perfil, generalmente son varones con una posición de absolutamente patriarcal, perversos en el sentido de un concepto amplio de perversión, que está consciente de la ley, pero aun así la transgrede para alcanzar ese goce que están buscando en el cuerpo de los niños, sin importar el efecto que provocan en ellos.

CPIU Efectos psiquicos en la infancia tras el abuso sexual 1 - Efectos psíquicos en la infancia tras el abuso sexual

El abuso sexual en la infancia puede verse como el delito más silenciado a lo largo de la historia. Hablamos de un delito donde un adulto toma a un niño, niña o adolescente como objeto para tener placer sexual, sin importarle los efectos que esto causa en la subjetividad de ese niño y además ese niño va a llevar esas marcas en forma indeleble a lo largo de su vida. Hoy en día es el delito menos sancionado de todos los que integran el Código Penal.

Cuando un niño se atreve a hablar, la reacción del entorno va a ser fundamental en la superación de este traumatismo, porque cuando la palabra surge y se la puede escuchar, hay posibilidad de que el niño pueda sentirse protegido y las heridas que porta puedan empezar a cicatrizar. 

Lo contrario ocurre cuando el ambiente no cree en la palabra del niño también es una forma de revictimización y ahí la situación es muy grave y se compromete todo el futuro de la vida de ese niño o niña.

En cuanto a las señales o síntomas, se puede hacer una lista de efectos iguales en todas las víctimas, pero los efectos son siempre singulares de acuerdo a la historia de cada niño, a la reacción del entorno a la posibilidad de ser acompañado.

Todo eso hace que los efectos sean más graves o ser elaborados adecuadamente, igualmente las marcas siempre quedan de todos modos. El abuso compromete fundamentalmente:

  • La idea de futuro
  • La idea de cómo ese niño va a construir su vínculo con los otros
  • La confianza en el otro
  • La posibilidad de sentirse seguro en los espacios, entre otros