Ante la pedofilia hay que entender y actuar

0
110
Ante la pedofilia hay que entender y actuar2

Una de las organizaciones pioneras contra el maltrato infantil en todas su formas, como la Asociación Meter cree que es fundamental intervenir directamente en el territorio de los abusos cometidos contra menores, con acciones concretas dirigidas a niños, niñas y adolescentes, padres y educadores que los acompañan en su proceso de crecimiento, específicamente en un lugar como Internet, donde están más expuestos los niños a los delitos de grooming, pedofilia y pornografía infantil.

Tomando acciones contra delitos cibernéticos

Aunque el Internet representa muchas oportunidades de crecimiento y descubrimiento del mundo que los rodea, también representa muchos peligros para los más pequeños, y por ello requiere de una atención especial por parte de los padres. Además, no es un lugar neutral, donde los abusadores realizan acciones de forma complejas y oscura, que en algunos casos no solo se trata de individuos aislados, sino de organizaciones criminales.

Durante la pandemia se ha observado un aumento de los delitos en línea destacando:

  • Ciberacoso, donde la víctima es hostigada y agredida con propagación de mensajes o imágenes crueles
  • Grooming, cuando un adulto gana la confianza del menor de edad con fines de abuso y explotación sexual, como también producción de pornografía infantil
  • Sexting, autoproducción de imágenes sexuales e intercambio de imágenes o videos de contenido sexual.

Ante la pedofilia hay que entender y actuar1 - Ante la pedofilia hay que entender y actuar

Los niños pasan en estos momentos un tiempo excesivo navegando en Internet, aumentando el riesgo a estos delitos debido a la alta exposición en tiempos de pandemia. Investigadores afirman, que el contacto inicial ocurre en los juegos, y luego se trasladan a los chats de las web y su relación se transforma como amigos, para la extracción de la información.

Estas organizaciones además de beneficiarse con la descarga de pornografía infantil, suelen ser también quienes las producen, filmando, fotografiando y compartiendo, hasta el punto de crear escenarios reales para documentar la violencia, donde lo único real son los niños maltratados, y ocurre un daño a estos menores. Al realizar la producción, todo este material circula en la red pública y en la deep web, ingresando a un próspero mercado de material ilícito.

A través de su trabajo de rastreo, la asociación señala que parte del material encontrado durante el monitoreo de la red, este se encuentra en portales o plataformas en líneas gratuitos, accesibles a cualquier usuario. Ocasionalmente, estos enlaces sujetos a informes, se mantienen activos y utilizables después de años.

Los chats web, son los puntos de encuentros de los pedófilos para programar una cita que puedan compartir los enlaces o carpetas que contienen material de pornografía infantil. Los servicios que utilizan son gratuitos de intercambio de archivos para cargar y compartir material de forma anónima en los servicios de mensajería de texto como WhatsApp y Telegram.

En el caso de los menores dentro de la Internet los riesgos de acoso y tentación de menores ocurren frecuentemente en las salas de chat, una herramienta útil para hacer contacto con los menores. Aquí se les permite accionar formas suaves de acoso verbal, primeros acercamiento para favorecer un encuentro real con el menor a largo plazo, utilizando la manipulación y engaños. Cuando obtienen lo que desean del menor, comienzan con el chantaje para que los niños o menores se sientan atrapados.

Definir el perfil de un pedófilo no es un asunto fácil, son figuras absolutamente comunes, insospechadas y habitualmente muy cercana al niños. Algunas veces las situaciones se desarrollan en contextos de soledad emocional, y convertirse en sus amigos es una tarea fácil. Los casos de pedofilia pueden ocurrir en cualquier familia, sin clases sociales específicas y con requisitos especiales e inconfundibles.

Por ello es necesario la cercanía parental, tanto en el viaje de los menores por la red como en su día a día, adquirir una responsabilidad por parte de los adultos para educar a los niños hacia una navegación segura, como en tener tiempo de calidad con los hijos, crear un vínculo estrecho, para aumentar la confianza y la empatía con los padres hacia los niños.

Además de su trabajo de rastreo, la Asociación Meter trabaja en numerosos proyectos dirigidos a las escuelas, con el objetivo de promover los derechos de los niños aprobados por la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño de 20 de noviembre de 1989, contando con la participación de adultos y menores. Entre los temas que abordan destacan:

  • Educación en la afectividad
  • Uso correcto de la red
  • Acoso y ciberacoso
  • Relaciones interpersonales
  • Prevención y conciencia de maltrato infantil

Asociación Meter

Son considerados como los pioneros en la lucha contra la pedofilia en Italia y en el extranjero, desde su fundación en 1989, la Asociación Meter trabaja de forma concreta y creciente contra todas las formas de violencia, de indiferencia hacia el respeto que garantiza el derecho a todos los niños de vivir su inocencia.

Ante la pedofilia hay que entender y actuar4 - Ante la pedofilia hay que entender y actuar

La organización representa un importante punto de referencia en Italia y es reconocida globalmente como una de las máximas autoridades en la prevención del malestar y en la planificación de intervenciones, destinadas a brindar ayuda concreta a las víctimas de abuso sexual, como también organiza encuentros de sensibilización y formación para adultos, elaborando guías y materiales informativos (descargables de forma gratuita) sobre los riesgos online, dirigido a los educadores y cuidadores de menores, y desarrollan campañas de sensibilización para informar y educar a los más pequeños.

La Asociación Mete colabora activamente con organismos internacionales haciendo un frente común en la lucha contra la delincuencia pedófila, y es un pilar fundador del Centro de escucha para víctimas de abuso infantil y sus familias.