Caldo de pollo: palabra clave de pedófilos

0
48

Una usuaria publicó a través de un hilo de Twitter los resultados de una investigación personal sobre el comportamiento de algunos pedófilos; específicamente, cómo buscaban la pornografía infantil de forma clandestina, encontrando que usaban «caldo de pollo» como palabra clave.

 

El «caldo de pollo» y el «club de los pingüinos»

En su misión de infiltrarse en el mundo de Internet para descubrir cómo consiguen los pedófilos la pornografía infantil, logró hallazgos bastantes perturbadores: numerosas comunidades y grupos en los que se distribuye este material. Además, descubrió las palabras clave que usan los pedófilos para buscar este tipo de publicaciones:

  • Caldo de pollo
  • Club Penguin

La escogencia de estas combinaciones de palabras corresponde a que sus iniciales son CP, las mismas de Children Pornography, que se traduce como pornografía infantil en inglés.

Al buscar estas palabras en Google, encontró recetas de cocina entre los primeros resultados. Sin embargo, en páginas posteriores, halló grupos de Whatsapp que ofrecían packs de «sabrosos caldos de pollo».

CPIU Palabras clave usadas por pedofilos 2 - Caldo de pollo: palabra clave de pedófilos

No obtuvo resultados positivos en los grupos de Whatsapp a los que trató de acceder; pero, al proseguir con la investigación, notó que las mismas palabras clave aplicaban para encontrar pornografía infantil en otras redes sociales.

Este hilo de Twitter tuvo un comentario de otro usuario que hizo su propia búsqueda siguiendo estos lineamientos. Este encontró un grupo de la mensajería de texto Telegram, al que ingresó haciéndose pasar por un adolescente de 15 años, e inmediatamente un hombre le hizo llegar pornografía infantil.

El hilo siguió teniendo más comentarios y receptividad, a la vez que motivó a otras personas a hacer búsquedas particulares y compartir su experiencia.

 

Manual del pedófilo

CPIU Palabras clave usadas por pedofilos 1 - Caldo de pollo: palabra clave de pedófilos

Internet se ha convertido en el gran espacio en el que los pedófilos intercambian pornografía infantil a través de las redes sociales -como se mencionó anteriormente- y comercian con ella en la dark web; allí comparten múltiples actos ilícitos, e inclusive manuales para cometerlos.

Como ejemplo, está el caso de un médico brasileño acusado por pornografía infantil, a quien -luego de una redada- se le encontró entre sus archivos digitales un documento que puede ser catalogado como Manual para pedófilosEste tutorial instruye:

  • Cómo acercarse a un niño
  • Cuáles son los infantes con menos riesgo de ser descubiertos y realizar un ataque sexual
  • Cuáles son las mejores víctimas
  • Cómo entablar conversación

El manual incluye detalles de cómo practicar una relación sexual con un niño, descrita a través de ilustraciones explícitas, en las que reitera que practicar un acto sexual con un niño no es de alguna manera repugnante. 

Este y otros manuales para pedófilos forman parte de una red que mueve mucho dinero y cuenta, además, con personas que no sufren la patología pero utilizan la pornografía como fuente de ingresos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here