Conozca más sobre Abuso Sexual y Pedofilia

0
36
Rafael-Núñez-Grooming

Rafael-Núñez-Grooming

Cuando hablamos de abuso infantil y abuso sexual, es importante saber que este tipo de maltrato de menores no siempre ocurre por medio del contacto físico. Esta forma de abuso sin contacto ocurre cuando el infante es expuesto a pornografía infantil o a imágenes explícitas que recibe del abusador. Estos suelen aprovecharse de las redes para contactar a los niños y convencerlos de hacer cosas que en la mayoría de los casos no entienden. Generalmente, después de haber sido amenazados en caso de decir algo a sus padres o representantes. Es aquí cuando los niños caen en el acoso conocido como grooming.

En el caso de los niños que son víctimas de abuso sexual infantil con contacto físico, lo común es que estos se guarden la situación para sí mismos, debido a la preocupación y vergüenza que sienten de decirle a alguien mayor o de confianza, y que estos los juzguen o reprendan. De acuerdo con un estudio realizado por la Oficina Infantil del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, el abuso sexual infantil constituye una preocupante realidad: 3 de 4 adolescentes han sido abusados por un conocido; 1 de cada 5 niñas y 1 de cada cinco niños ha sido víctima de abuso sexual; 16 de cada mil niños entre 12 y 17 años han sufrido esta forma de maltrato infantil, y 15 de cada 30 niños ha caído en las redes del grooming.

Rafael-Núñez-Grooming

El estudio sobre abuso infantil y abuso sexual también arrojó que los niños más vulnerables al abuso sexual infantil son los que se encuentran entre 7 y 13 años. Conviene tomar en cuenta, que el 93% de las víctimas menores de 18 años ya conocen al abusador, el cual puede estar relacionado con la familia del menor. Además, cuando hablamos de violencia contra menores o maltrato infantil, es importante saber que el acosador no tiene que ser necesariamente un adulto, ya que una diferencia de edad de tres años se considera suficiente para perpetrar el daño.

Estos abusadores suelen usar variedad de tácticas para manipular a sus víctimas, entre las cuales se encuentra el uso de pornografía infantil y la intimidación, aprovechándose de su natural ingenuidad. Ahora, dado lo difícil que puede resultar para ellos hablar sobre el tema, hay ciertos signos que se pueden buscar en un niño cuando se sospecha que está siendo víctima de esta forma de maltrato de menores. Por ejemplo, físicamente, el infante puede presentar dificultad para caminar o sentarse, ardor, así como hinchazón o sangrado en la zona genital. Desde al ángulo conductual, puede presentar comportamiento sexual prematuro, pesadillas, hacerse daño a sí mismo, desarrollar fobias y mostrar cambios en sus hábitos de higiene.

Rafael-Núñez-Grooming

Es importante saber que, cuando se presenta esta forma de violencia contra menores, el daño psicológico puede durar toda la vida, por lo que la comprensión, el apoyo y el amor es la mejor medicina que les podemos brindar.